Promesas del Este: crece la opción «China» para reflotar Potasio Río Colorado

La misión de funcionarios y empresarios a China tuvo la primera escala minera: tentar a posibles inversores para reflotar Potasio Río Colorado. En los próximos meses habría una misión recíproca para avanzar.


El proyecto minero Potasio Río Colorado es un ícono de la desilusión. La construcción de lo que sería una de las minas más grandes del mundo quedó trunca y hoy las instalaciones están semi abandonadas. La intención es que ese proyecto se transforme en uno más pequeño, cuya escala permita hacerlo rentable. Ahora, en ese camino, crece la "opción China".


Uno de los objetivos de la comitiva de funcionarios y empresarios que viajaron al país asiático era mostrar a los potenciales inversores ese proyecto. Y la primera reunión tuvo ese enfoque. El ministro Kerchner, el subsecretario de Energía, Emilio Guiñazú, y funcionarios de ProMendoza se entrevistaron con las máximas autoridades del Shanghai Potash Engineering Research Center. Se trata de un centro de investigación y negocios que maneja el tema. Y lograron que un grupo de enviados de China viaje a Mendoza para evaluar el proyecto. 


El objetivo del encuentro fue mostrarle a los empresarios orientales el estudio de factibilidad económica (FEL 1 y 2) del proyecto Potasio Río Colorado, una ambiciosa inversión de la brasileña Vale que quedó inconclusa a mediados de 2014, antes de comenzar a producir y que desde la asunción del Gobernador Cornejo se intenta encontrar un socio que lo reactive.


Lograr esta meta no es sencillo, ya que el precio del potasio aún se encuentra muy por debajo del nivel que decidió a Vale iniciarlo. Sin embargo, el deseo de los funcionarios mendocinos es comenzar con los acercamientos con empresas internacionales que les permitan, mientras el precio se recupera, avanzar en otros aspectos, como el componente logístico.


“Queremos lograr una masa crítica sobre el proyecto y con interesados firmes para que, cuando las condiciones de mercado cambien, Mendoza pueda recuperar ese proyecto estratégico para la provincia y en especial para la zona Sur de Mendoza”, afirmó Kerchner.


Hay que recordar que la iniciativa preveía extraer sales de potasio desde una mina en Malargüe y que por el potencia volumen (11 millones de toneladas) se esperaba que el yacimiento fuese uno de los más importantes en el mundo. Distintas situaciones, como la caída del precio del commoditie y trabas en gestiones provinciales durante la gestión del exgobernador Francisco Pérez, hicieron que el proyecto no llegue a concretarse.    


El deseo de los funcionarios provinciales es comenzar los acercamientos con empresas internacionales que les permitan, mientras el precio se recupera, avanzar en otros aspectos, como el componente logístico. “Queremos lograr interesados firmes para que, cuando las condiciones de mercado cambien, Mendoza pueda recuperar ese proyecto estratégico”, afirmó Kerchner.  "China tiene un consumo de 16.000 toneladas por año y usa mucho potasio en el rubro de alimentos, mientras sólo produce 6.000 toneladas". Kerchner agregó que la compañía china "conocía muy bien el proyecto, porque en 2008 estuvo en contacto con la gente de Vale y le sugirió achicarlo y después ir aumentándolo".


Según el ministro, el gobierno de Mendoza y Vale ya tienen un acuerdo para reducir el proyecto: “el original que era de US$ 6.000 millones de inversión y hoy va a estar en los US$ 1.500 millones". En estas condiciones las autoridades de Shanghai Potash Engineering comprometieron una visita a la provincia en las próximas semanas para seguir analizando la viabilidad del proyecto. "Esto abre una ventana, pero hay que ser muy cauto porque el potasio está a muy bajo precio a nivel mundial", advirtió Kerchner.