Otro mes de derrumbe, tras el espejismo de mayo

En junio el INDEC relevó una fuerte caída de la industria y la construcción. Ello, a pesar de algunas señales positivas que hubo el mes pasado.




La actividad industrial bajó 6,9% en junio frente a igual mes del año pasado, la de la construcción cayó 11,8% y ambas acumularon un descenso de 9,4% en el primer semestre del año, informó hoy el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).





De acuerdo con el reporte, la actividad fabril cayó 1,8% respecto de mayo mientras que en el caso de la construcción la baja intermensual fue de 4,2%.





Con estos resultados, el Indec consultó a los empresarios sobre las expectativas del sector fabril para el tercer trimestre y el 36,3% de los entrevistados estimó que la demanda interna continuará en baja, contra un 20,2% que anticipó una recuperación, mientras que el 43,5% restante no anticipó mayores cambios.





En cuanto a las exportaciones, el 26,2% de los consultados por el Indec anticipó un incremento hasta septiembre inclusive, mientras que 21,9% consideró que declinarán, y el restante 51,9% no vislumbró mayores cambios.





El economista de la consultora Orlando Ferreres y Asociados apuntó que “más allá de estos sectores (agro y petróleo) no hay mucho más” ya que “los que están vinculados a Brasil y el consumo no andan bien”.





En este marco es que la producción de “Alimentos y bebidas” registró durante junio un aumento del 1,3% interanual, impulsada por la mayor molienda de oleaginosas, contra un 2018 signado por la sequía.





Algo similar ocurrió con la “Refinación del petróleo” que exhibió una suba interanual del 2,8%, por la mayor producción de Vaca Muerta.





En cambio, los sectores mas vinculados al mercado interno, o Brasil, evidenciaron significativas bajas, como el caso del sector “Vehículos automotores, carrocerías, remolques y autopartes” que registró una disminución de 28,7%.





También la producción de “Minerales no metálicos”, vinculados a la construcción, cayó el 8,2% en términos interanuales.





Otras bajas se anotaron en “Productos de tabaco” con el 3,4%; “Productos textiles” 18,5%; “Prendas de vestir, cuero y calzado” 10,2%; “Madera, papel, edición e impresión” 3,2%; “Sustancias y productos químicos” 10,5%; “Productos de caucho y plástico” 6,2%; “Industrias metálicas básicas” 4,6%; “Productos de metal” 11,8%; “Maquinaria y equipo” 9,1%; “Otros equipos, aparatos e instrumentos” 8,8%; “Otro equipo de transporte” cae 32,2%; y, por último, “Muebles y colchones, y otras industrias manufactureras” mostró una caída de 15,3%.





En plena campaña electoral, el candidato a vicepresidente por Juntos por el Cambio, Miguel Ángel Pichetto, destacó que “la economía argentina está comenzando a acomodarse y estabilizarse y el desafío del segundo mandato de Mauricio Macri, es el crecimiento y el empleo en blanco".





El economista Fausto Spotorno consideró que “la economía está mejorando muy poquito” partir de “todo lo relacionado con el agro y el petróleo, principalmente por la explotación de Vaca Muerta, y los sectores vinculados con estas actividades, como el transporte, el sector alimenticio y la producción de agroquímicos”.





Spotorno formuló estas declaraciones días atrás en Radio Mitre, donde destacó que “el agro está se está recuperando (tras la sequía del año pasado”, con el doble de cosecha, pero con precios 30% inferiores