Nueva tendencia: oficinas pequeñas para alquilar

Las nuevas oficinas miden entre 50 y 100 metros cuadrados. Los alquileres van de u$s 18 a u$s 22 el m2. Un negocio que se expande en Buenos Aires.


Los desarrolladores inmobiliarios invirtieron en los últimos años en la Ciudad de Buenos Aires alrededor de $1.000 millones en la construcción de edificios de oficinas de espacios reducidos, de entre 50 a 100 metros cuadrados.


Los alquileres de estas oficinas van de u$s 18 a u$s 22 el metro cuadrado, mientras que para la venta el metro cuadrado ronda los u$s 2.500.


El modelo colaborativo funcionó en oficinas amplias, pero "en la actualidad, esta nueva dinámica dio lugar a un nuevo nicho en el mercado corporativo, ya que se opta por edificios con plantas flexibles de oficinas de menor dimensión en las que predomina un entorno de trabajo individual o en grupo sin distracciones", dijo Marcelo Buyo, gerente de la desarrolladora Grupo Portland.


"La tendencia representa la fusión entre unidades personalizadas, más espacios comunes de calidad como un centro de negocios, cafetería, terrazas, piletas, gimnasio y social room, entre otros", enumeró el desarrollador.


Nuevo negocio

Por su parte, el ingeniero Bruno Martino, director ejecutivo de la consultora, describió que "esta mutación del negocio que va de oficinas amplias a oficinas de menor superficie, es un fenómeno que se instaló nuevamente en el sector corporativo e hizo proliferar nuevas obras con diseño de espacios con altos niveles de personalización y muebles funcionales, pensados para profesionales independientes, empresas en crecimiento o pymes a las que se les dificulta el acceso a oficinas tradicionales o que buscan asentarse en un punto estratégico con acceso rápido a Capital Federal y a todos los corredores".


Grupo Portland se encuentra en plena obra de Vilanova Office, un complejo corporativo de plantas flexibles que busca transformarse en el primer Business Center del corredor oeste debido a la gran oferta de parques industriales e industrias radicadas en la zona.
Cercano al eje Panamericana y General Paz y acompañando esta tendencia, se lanzó recientemente Campus Norte.


Sobre este último caso, Hernán Nucifora, director de Global Investments, dijo:
"Brindar al inquilino flexibilidad para que pueda elegir de qué manera armar su lugar de trabajo es uno de los diferenciales que agrega valor al complejo y a nosotros como empresa. Así, un cliente puede diseñar su propio espacio acorde a las necesidades de su modelo negocio". De igual forma, señaló que "esta tendencia de optar por oficinas de plantas versátiles está en crecimiento pero también existe una gran demanda de oficinas amplias, todo depende del tipo de cliente" agregó.


Por su parte en el centro porteño, estas alternativas comienzan a verse de la mano de los desarrollos atípicos, tal como es el caso de Palacio Raggio, donde las unidades parten de los 30 a los 70 meros cuadrados.


Su desarrollador, Rodrigo Fernández Prieto destacó: "Había un segmento de profesionales desantendidos que buscaban en el casco neurálgico de la ciudad la necesidad de instalar sus operaciones en un punto estratégico a menor costo pero con mayor calidad y amenities de lujo".