Minera San Jorge deja Mendoza y trunca el proyecto de extracción de cobre

La empresa que tiene a cargo el proyecto San Jorge anunció que deja la provincia. Acusan uso político y restricciones a la actividad.


El proyecto minero San Jorge tuvo un andar traumático desde que se presentó; fue aprobado por el Ejecutivo, bochado por la Legislatura y reformulado. En el camino le empresa a cargo cambió de manos y ahora cierra sus puertas: el Gobierno negó la opción de "actualizar" el proyecto para avanzar sin que haya nuevo estudio de impacto ambiental, con audiencia pública incluida, y le obligaba a ejecutar todo desde cero. La empresa, ahora a cargo de capitales rusos,  decidió cerrar su oficina en Mendoza y bochar, por ahora, el proyecto.


La salida no fue menos conflictiva y acusan de uso político en Mendoza del tema minero. "Tanto muchos expertos de varios rubros, como los políticos en Mendoza y en Argentina, se dan cuenta de que la Ley 7.722 tiene un carácter discriminatorio para toda una industria que ha permitido a otras provincias y países enteros, desarrollar sus economías, llegando a un nivel muy avanzado, asegurando de esta manera el crecimiento de bienestar de sus habitantes.  Según la opinión de los accionistas del proyecto, las autoridades legislativas y ejecutivas de la provincia, tanto anteriores como actuales, no han demostrado interés político para modificar la legislación antiminera o desarollar la industria en el marco de la ley 7722", aseguró el representante de la empresa rusa.


La empresa emitió un comunicado donde aseguran que ahora el proyecto es inviable por las restricciones a la actividad y que Mendoza "pierde" una inversión de 500 millones de dólares y más de 4 mil puestos de trabajo


El comunicado completo


“El proyecto San Jorge suspende el funcionamiento de sus oficinas en Mendoza por un tiempo indeterminado


Comunicado de Prensa


El Directorio de la empresa Zonda Metals B.V., dueña del proyecto San Jorge desde 2013, en nombre y por encargo de los accionistas INFORMA que, a partir del 1 de abril del 2019, se suspenden las operaciones de las oficinas en Mendoza de esta empresa, formada por los inversores industriales Solway y Aterra, por un periodo indeterminado.


Esta decisión fue tomada debido a un clima desfavorable para la industria minera y especialmente debido al funcionamiento de una ley anti-minera regional en la provincia y a la politización del tema minero en general, y del proyecto San Jorge en particular.


Resumiendo los hechos, la implementación de dicho proyecto en la provincia de Mendoza hubiera permitido invertir al menos 500 MM de dólares estadounidenses, creando no menos de 4,000 puestos de trabajo en la etapa de construcción y 1,000 en la etapa de operacion. El volumen de la producción de cobre en estas plantas permitiría sustituir casi por completo las importaciones argentinas de este metal de los mercados internacionales.


Los accionistas del grupo Solway y Aterra se reservan el derecho de retomar la oportunidad de realizar el proyecto San Jorge solo con las condiciones de contar con un clima legal y político favorables, una vez eliminadas las barreras mencionadas y con firma de un acuerdo formal con las autoridades de la provincia, determinando las responsabilidades de las partes.


Departamento de prensa Solway y Aterra”


Comentarios del CEO/Presidente de la Minera San Jorge Taras Nechiporenko:


Tanto muchos expertos de varios rubros, como los políticos en Mendoza y en Argentina, se dan cuenta de que la Ley 7.722 tiene un carácter discriminatorio para toda una industria que ha permitido a otras provincias y países enteros, desarrollar sus economías, llegando a un nivel muy avanzado, asegurando de esta manera el crecimiento de bienestar de sus habitantes. 


Según la opinión de los accionistas del proyecto, las autoridades legislativas y ejecutivas de la provincia, tanto anteriores como actuales, no han demostrado interés político para modificar la legislación antiminera o desarollar la industria en el marco de la ley 7722.


Más aún, las autoridades del gobierno actual han perjudicado el proyecto, emitiendo la resolución para “dar de baja” al proyecto bi-provincial sin ningún razonamiento jurídico de peso, prohibiendo de esta manera explotar el mineral en Mendoza y procesarlo en la provincia de San Juan, donde las autoridades siempre estaban y siguen muy favorables a la construccion de la planta de lixiviacion para producir cobre fino. Esta resolución fue protestada por la empresa de la forma legal adecuada, tanto como cualquier otro acto hostil contra el proyecto San Jorge en el marco de los procedimientos jurídicos no solamente nacionales, sino también recurriendo a las herramientas internacionales de protección de inversiones extranjeras. Es parte de nuestra política corporativa en cualquier país del mundo, donde nosotros realizamos proyectos de inversiones.


Evaluando lo mencionado, los accionistas y el directorio de la empresa no están viendo perspectivas algunas para que en el 2019 se eliminen las barreras políticas y legales y, por ende, toman la decisión de rubricar el proyecto San Jorge en su portafolio de inversiones como NO prioritario.


Muy atentamente, Taras Nechiporenko


CEO/Presidente de Minera San Jorge