Eximia impulsa la "Torre Vicentina" en la Quinta Sección

Se ubica entre las calles Vicente Gil y Martínez de Rozas. Tendrá 800 metros cubiertos sobre un terreno de 300 m2, tres pisos con ascensor y cocheras.

Por Matías Carretero

Se viene una nueva propuesta inmobiliaria en la Quinta Sección de la Ciudad de Mendoza. Hablamos con Jorge Chiogna del proyecto denominado "Torre Vicentina" que es un edificio de departamentos que se ubica entre las calles Vicente Gil y Martínez de Rozas de 800 metros cubiertos sobre un terreno de 300 metros cuadrados (m2). La iniciativa es de Eximia Desarrollos.

Se estructurará como un fideicomiso al costo, opción que le da al inversor la seguridad de que sus aportes se encuentran protegidos por una figura legal ampliamente implementada y aceptada en el sector del Real Estate, especialmente en los proyectos que se financian típicamente desde "el pozo".

"Una vez reunido el 100% del capital presupuestado para la obra, el plazo de ejecución está previsto en entre 18-24 meses. La selección de la zona se da por la disponibilidad del terreno donde estará el proyecto. Si bien el momento económico actual es muy complicado en término de costos (de mano de obra y materiales), estamos ultimando detalles para poder contar con el costo total del proyecto, incluyendo todos los honorarios de los profesionales intervinientes e impuestos", explicó Chiogna.

¿Cómo será el proyecto?

El proyecto contará con una unidad de 45 m2 en planta baja y 6 unidades más de 89 m2 cada una distribuidas en tres pisos o niveles, con ascensor, cocheras y SUM en la terraza. El diseño arquitectónico del proyecto pertenece al estudio de Maximiliano Mateu y Eliana Palmieri, dos jóvenes arquitectos con vasta experiencia que provienen del estudio de arquitectura Bórmida-Yanzón.

Toda la estructuración, administración de obra y del fideicomiso será de Eximia Desarrollos y la dirección técnica está a cargo del ingeniero civil José Alonso. La dirección de arquitectura está a cargo del mismo estudio. Es importante destacar que en el Fideicomiso al Costo, el inversor sólo aporta lo que cuesta la obra y su rentabilidad está dada en el momento de vender su unidad al precio de mercado una vez finalizado el proyecto o bien durante su ejecución.

"Nuestro público objetivo es de inversores que cuentan con capacidad de realizar los aportes mensuales en función del avance de la obra y que al final de la construcción dispondrán de la unidad adjudicada para uso propio, para renta o para su venta en el mercado abierto", subrayó el profesional.

Lo que se viene

La fuente consultada enfatizó que en paralelo la empresa Eximia cuenta con dos proyectos más en cartera en etapa de formulación y evaluación de construcción de edificios de departamentos en Godoy Cruz, aledaños a la plaza departamental, con inversores privados locales y extranjeros.

"Vemos que el mercado está en modo de esperar y ver. El contexto político y macroeconómico se muestra muy inestable, especialmente con el tipo de cambio del dólar, que es la unidad de cambio por excelencia en el mercado inmobiliario. Los costos en dólares de construcción han disminuido sustancialmente en el último año - vía devaluación-. Hoy el costo de construcción en dólares es el más bajo de los últimos 40 años. Esto representa una oportunidad importante para el inversor que ya está posicionado en dólares. Lo que está sucediendo es que las expectativas del mercado de una devaluación a corto plazo son importantes y ya conocemos las consecuencias posteriores sobre el incremento del nivel de precios", explicaron desde Eximia.

Para el empresario, si bien "el gobierno está intentando motorizar la construcción con algunas propuestas de blanqueo y exenciones fiscales, todavía no vemos que esté dado el clima de confianza esencial para que los inversores ingresen eventualmente en un nuevo blanqueo y/o cambien sus dólares por pesos a un valor oficial con una brecha de más del 100% del valor que existe, como por ejemplo con el dólar Contado con Liquidación, sin dejar de mencionar al mercado informal, a pesar de que históricamente la inversión en ladrillos ha sido una de las más rentables en nuestro país".

El desarrollador "cree" que Mendoza es una plaza excepcional y con el potencial suficiente para invertir en el sector de la construcción. La provincia tiene un crecimiento demográfico natural que hace que exista una demanda insatisfecha desde hace muchos años de aproximadamente 85.000 viviendas y soluciones habitacionales.

"Una vez que pasen las regulaciones existentes por el manejo de la pandemia del COVID19, entendemos volverán las oportunidades reales sobre el desarrollo del turismo local. A esto le sumamos los desarrollos productivos en petróleo y gas (Vaca Muerta), energías renovables (eólica y solar), la obra de Portezuelo del Viento, la industria vitivinícola y la producción agrícola-ganadera con mayor valor agregado", destacó.

De acuerdo a la opinión del profesional, los gobiernos locales y nacionales deberán promover políticas claras, transparentes y estables en el largo plazo para volver a contar con intenciones concretas de inversión, a través de reducir la presión tributaria sobre las Pymes del sector y generar incentivos fiscales importantes y seguridad jurídica para los inversores, a fin de recrear la confianza necesaria. El potencial y los inversores están, solo hay que darles claridad, confianza y seguridad y generar políticas macroeconómicas para estimular la demanda, vía créditos de largo plazo para adquirir su vivienda.

Una desarrolladora con historia

Eximia Desarrollos Profesionales fue fundada por Jorge Chiogna en el año 2011. Nace como consultora de desarrollos inmobiliarios y para poder canalizar las necesidades de un grupo de inversores que querían explotar una oportunidad concreta de construcción de un loteo en Guaymallén de 10.000 m2, estructurándose jurídicamente bajo la figura del Fideicomiso al Costo. A raíz del éxito comercial obtenido, se desarrolló un segundo proyecto de 13.000 m2, también en Guaymallén, bajo la misma modalidad y con un éxito comercial del 100%.

"Estos proyectos nos animaron a seguir incursionando en el rubro y en el año 2014 se estructuró el tercer proyecto de loteo de 27.000 m2 en Coquimbito, Maipú. Todos estos proyectos fueron aprobados por los municipios en orden a la Ley de Loteos. Por otra parte, hemos realizado todo el estudio y estructuración de un proyecto de loteo para un inversor privado en Rodeo del Medio de 78.000 m2", explicaron.


Más de Contenidos para exportar