Santiago Debé y una historia de digitalización que inspira a otras pymes

Propietario de una inmobiliaria que lleva casi medio siglo en Mendoza, decidió entrar en el programa para digitalizar todos los procesos internos de su empresa. "Es la primera vez en Argentina que un ente estatal ayuda a las pymes de este rubro", afirma, e invita a otras a sumarse.

Mendoza Activa, el programa del Ministerio de Economía y Energía destinado a reactivar la producción local, llega a todos los rincones de la provincia y a todos los emprendedores que, en tiempos de pandemia, quieren invertir para salir adelante y mantenerse a flote en una época de crisis sin precedentes en el mundo.

Uno de los casos testigo es el de Santiago Debé Inmobiliaria. Con casi medio siglo en Mendoza, ha pasado por todas las crisis y todas las modalidades de trabajo: desde los clasificados papel y las grandes carpetas con archivos de clientes hasta la era de la digitalización.

"Administramos más de 450 propiedades en alquiler y tenemos otras tantas en compra y venta", cuenta su titular, Santiago Debé, quien ha sido presidente del Colegio de Corredores Inmobiliarios de Mendoza, presidente de la Federación Inmobiliaria de Argentina, miembro del directorio de la UCIM y director ejecutivo de Pro Mendoza.

"Gracias a Mendoza Activa implementamos un proceso de digitalización que nos permitió informatizar absolutamente toda la inmobiliaria, con un programa donde se cargan los inquilinos, los dueños, los servicios que pagaron, los tiempos de los contratos", afirma. "Además, nos permite filtrar, optimizar los tiempos de compra y venta y hacer videos de propiedades".

"Pero no podíamos hacer todo esto con la capacidad y la velocidad de las máquinas que teníamos", asegura.

Por eso ingresaron al programa: lejos de bajar los brazos en tiempos de crisis, decidieron redoblar la apuesta y postularse al plan para dar oxígeno al sector privado e incentivar las inversiones, por el cual el Gobierno de Mendoza devuelve el 40% de las inversiones en beneficios fiscales, bonificaciones y dinero en billeteras virtuales que ya se reciben en comercios, restaurantes, hoteles y empresas de servicios de toda la provincia.

"Esto nos permitió la compra de computadoras muy potentes para llevar adelante esta digitalización. Creemos que las inmobiliarias, para mantenerse a flote, debe estar altamente tecnificadas", afirma Debé.

"Con esta herramienta tenemos programaciones de ajustes de contrato, control de emisión en caja, recibos electrónicos, control de vencimiento de impuestos, negociaciones integradas, soportes de telefonía y correos electrónicos. Nos permite seguir siendo altamente eficientes", explica el empresario.

"Ahora, un cliente que viene aquí tiene el informe de la propiedades y los parámetros de administración más rápidos y eficientes que se puedan tener hoy".

Sin precedentes

Debé asegura que este programa no tiene antecedentes en el país e invita a otros colegas a sumarse. "Nunca, en 43 años, ningún gobierno municipal nacional o provincial nos ofreció una ayuda como esta".

"Nuestro dilema fue: o me achico o doy batalla para ser más eficaz. Elegimos el segundo camino", señala este hombre que ha sostenido una pyme durante todas las crisis argentinas y que invita al resto de las inmobiliarias a participar del programa.

Mendoza Activa sumó 8 convocatorias hasta abril y movilizó más de $10 mil millones en inversiones para pymes, construcción, agricultura y servicios, en un año marcado por una crisis sin precedentes desde la Segunda Guerra Mundial.

El objetivo central es dar oxígeno al sector privado, afectado por las medidas de aislamiento y el desplome de sectores productivos en Argentina, y así inyectar movimiento a toda la cadena productiva mendocina, que es la que finalmente aporta al Estado para que pueda dar sus prestaciones a los ciudadanos.

Han participado y podrán participar quienes presenten un proyecto de inversión en Mendoza en construcción, comercio, industria y agricultura. A cambio, los individuos, empresas y familias que participen obtienen beneficios fiscales, bonificaciones, dinero en billeteras virtuales que se puede utilizar en comercios y servicios de toda la provincia.

"Primero las pymes invierten, nos traen la factura y el Estado a través de tres documentos le devolverá el 40% de la inversión", explicó el ministro de Economía y Energía, Enrique Vaquié, al lanzar este plan sin precedentes en el pais.

Las consultas y aclaraciones relativas al programa son gratuitas y accesibles para todos los mendocinos, y se pueden hacer en el correo: consultasmendozaactiva@mendoza.gov.ar. Las condiciones y los pliegos están disponibles en la página web del Gobierno de Mendoza.

Segunda etapa

Desde la cartera económica se trabaja en la segunda etapa de Mendoza Activa, por lo que Vaquié comenzó una ronda de reuniones con cámaras empresariales y comerciales, además de los jefes comunales de cada departamento, para afinar detalles y ajustar requerimientos y procesos en esta nueva edición.

"Como hicimos con la primera edición de Mendoza Activa estamos recorriendo la provincia para reunirnos con todos los actores sociales y recibir críticas, propuestas y todo tipo de aportes que sirvan para mejorar la segunda etapa de este programa".

El funcionario agregó que el esfuerzo del equipo económico está puesto en "mantener en pie a la mayor cantidad de pymes posibles".

Desde el inicio de la pandemia la Provincia se caracterizó en equilibrar la salud y la economía, permitiendo aperturas parciales mucho antes que en el resto del país y generando programas como Mendoza Activa y Enlace, que pretenden mantener los puestos de trabajo y la mayor cantidad de empresas funcionando, aun cuando sabíamos que la economía caería a niveles importantes", finalizó el ministro.

Además de este programa, el gobierno de Rodolfo Suárez ha implementado una decena de acciones que tienen a mantener el empleo y la inversión local. Algunas de ellas son Mendoza Activa Hidrocarburos, que ha logrado reactivar más de 160 yacimientos que estaban abandonados; Enlace, un programa de empleabilidad que trabaja codo a codo con empresas y Pymes; Fomento a Emprendedores Tecnológicos; Ley de Economía del Conocimiento, programa Reinventa; Créditos para monotributistas y Promoción y Desarrollo de la Industria Audiovisual.