Invertir en propiedades en cifras posibles

Mendoza Sustainable Fund SAS es una sociedad a la que pueden ingresar socios con diferentes montos, constituyéndose en accionistas de un fondo que invierte en propiedades con distintos usos.

Por Cecilia Zabala

Cuando se piensa en la posibilidad de invertir en el negocio inmobiliario, se piensa en inversiones a gran escala. Incluso en dólares. Sin embargo, un grupo de mendocinos puso en marcha un sistema que, si bien es común en otros países, ni en Argentina ni en Mendoza está desarrollado con fuerza. Se trata de la posibilidad de colocar tickets en diferentes escalas en un fondo de inversion destinado a la compra de bienes inmuebles de distintos tipo. Estas propiedades luego se reciclan o mejoran para vender o alquilar para obtener una renta futura que luego se reparte entre los inversores.

El esquema que planteó el grupo Mendoza Sustainable Fund SAS es el de una sociedad a la que pueden ingresar socios con diferentes montos y se constituyen en accionistas. El destino de los fondos es la compra de propiedades para su remodelación y posterior venta, como así también de locales comerciales para ser puestos en alquiler y la compra de departamentos para alquilar a turistas.

En todos los casos, aspiran a convertir estas alternativas en propiedades que hagan un aporte a la comunidad; ya sea por su valor arquitectonico, embelleciendo la Ciudad, por alojar comercios con un valor diferencial u ofreciendo servicios de calidad a los visitantes.

Esquema de inversión

En diálogo con ÁREA TRES, Joaquín Barbera, hijo de Fernando Barbera, reconocido empresario gastronómico de Mendoza, explicó cómo es el modelo que plantean y por qué abre posibilidades a pequeñas, medianas y grandes inversiones.

Joaquín Barbera es el CEO de Broda, un grupo empresario que tiene diferentes unidades de negocio; y es uno de los ideólogos de Mendoza Sustainable Fund SAS, junto a Víctor Gullo (hijo) CEO de la reconocida empresa homónima encargada de la venta de materiales para la construcción; y Nicolás Allub, de la Constructora Colonial.

Los tres jóvenes con larga trayectoria se propusieron desarrollar un proyecto que haga un aporte a la comunidad, a la Ciudad y dinamice la economía. Por eso, pusieron en marcha este esquema con una inversion inicial de 500.000 dólares.

Así cada pequeño, mediano o gran inversor se constituye en accionista y es dueño de un porcentaje de cada propiedad. Lo novedoso es que con valores que no alcanzarían para una inversion inmobiliaria tradicional, pueden adquirir "pequeñas porciones" de diferentes inmuebles. En concreto, no sería dueño de una casa, por ejemplo, sino que tendría acciones y su inversión estaría repartida en muchas propiedades.

El sistema es novedoso para la provincia y brinda la posiblidad de que con menos dólares una persona pueda invertir en algo concreto, en una industria más conservadora y con poco riesgo.

"Nosotros aportamos la inversion inicial, luego entraron algunos otros con tickets más chicos, y de esta manera adquirieron una parte de la Sociedad, que es la propietaria de los inmuebles", explicó Barbera.

"Los inversores hacen el aporte de capital, se le ceden acciones de la Sociedad que es la propietaria de los inmuebles y tienen participación en todas las propiedades. Están diversificados", agrego.

Dinero en movimiento

Lo que se plantearon Joaquín, Nicolás y Víctor fue instalar en Mendoza un sistema que le permitiera a los ahorristas poner en movimiento su dinero. En lugar de tener sus dólares guardados "debajo del colchón", en alguna caja de seguridad o en un banco con escasos intereses, ellos proponen que lo pongan en movimiento, que generen actividad, con todo lo positivo que esto implica para la economía de Mendoza.

"Lo que hay que hacer es dinamizar la economía. Y no podemos dejar todo en manos del Gobierno o el Estado. Los privados también temenos que hacer el aporte. El problema es que el Real Estate requiere de grandes sumas, pero con este sistema, con lo que se tenga, se puede hacer un aporte a ese dinamismo. Se moviliza la economía, se contratan personas y se revaloriza la Ciudad", agregó el CEO de Broda.

El objetivo es que "se pueda invertir en Mendoza. Con esta propuesta, pequeños inversores pueden apostar a los ladrillos sin una inversión tan grande", agregó.

"Se puede sumar lo que cada uno tenga y generar algo mucho más interesante, con diversificación. Que no esté el dinero parado, queremos invertir", sostuvo Barbera.

El destino del dinero que llega a esta Sociedad tiene un destino específico: la compra de propiedades para la remodelacion y venta, la compra de locales comerciales para alquileres, y la compra de departamentos para alquileres transitorios a turistas. Ese es el fin exclusive del proyecto.

Actualmente, se adquirieron cinco propiedades en la Quinta Sección como punto de partida para iniciar el proyecto.

Proyectos a futuro

El objetivo de esta Sociedad es crecer y apostar a la adquisición de inmuebles de mayor envergadura. "El objetivo es comprar una propiedad horizontal entera para remodelar. Estamos yendo a pasos mas rápidos de lo esperado", destacó Joaquín Barbera.

"Cada propiedad que adquiramos va a ser remodelada para que le agregue valor a la comunidad, a eso aspiramos. Ya sea desde lograr fachadas más lindas para que la Ciudad se vea mejor, el mejoramiento de las veredas; en el caso de los locales comerciales para que quienes se instalen allí hagan un aporte ya sea, por ejemplo, vendiendo productos veganos o libre de gluten, o muchísimas otras cosas más que pueden aportar los comerciantes", comentó y agrega: "En el caso del turismo queremos brindar servicios de calidad, que el turista cuando llegue se encuentre con un departamento con todas las comodidades, bien equipado", comentó Barbera.

Filosofía B en el mundo del Real Estate

Los fundadores de Mendoza Sustainable Fund SAS pertenecen a la generación de empresarios "B". Es decir, contemplan dentro de los roles de sus empresas el de hacer un aporte a una nueva economía en que el éxito y los beneficios financieros incorporen el bienestar social y ambiental de la comunidad donde se desarrollan. Es medir el impacto de sus negocios más allá de la mera rentabilidad de los proyectos.

De hecho, el grupo Broda forma parte del directorio de Sistem B Argentina, una organización sin fines de lucro que apunta a una economía que pueda crear valor integral para el mundo y la tierra, promoviendo formas de organización económica que puedan ser medidas desde el bienestar de las personas, las sociedades y la tierra, de forma simultánea y con consideraciones de corto y largo plazo.

Las empresas que se certifican como B asumen un compromiso de mejora continua y ponen su propósito empresarial socioambiental en el centro de su modelo de negocio para ser un agente de cambio en la economía, protegiendo la misión y potenciando el triple impacto. Este tipo de empresas redefinen el sentido del éxito de la empresa, recibiendo una marca colectiva como identidad de mercado. Se someten a una evaluación integral de su sustentabilidad con instancias de certificación y recertificación y realizan enmiendas a sus herramientas de gobernanza legales.

Contacto

Los que quieran conocer más a cerca de Mendoza Sustainable Fund SAS o deseen convertirse en accionistas, pueden contactarse a través del mail administracion@grupobroda.com o al Teléfono 0261-156627136.


Más de Contenidos para exportar
Casa 3 Elementos: tierra, aire y agua
Contenidos para exportar

Casa 3 Elementos: tierra, aire y agua

Casa RT: esquina dinámica
Contenidos para exportar

Casa RT: esquina dinámica